Tendencias inmobiliarias para este 2019 en Colombia

A nivel global el sector inmobiliario ha tenido cambios significativos, debilitándose desde mediados del 2013 con un decrecimiento en la compra-venta de propiedades. Esto afectó a todos los tipos de inmuebles: comerciales y de vivienda, provocando en las constructoras un replanteamiento de los proyectos y sus precios. La situación no ha estado fácil ni para compradores ni para empresas del sector.

Hay que tener en cuenta que la economía mundial ha pasado por recesiones que han influido en el bolsillo de los ciudadanos, ocasionando problemas de desempleo y crisis económicas en muchos hogares. La excepción no ha sido Colombia, puesto que los colombianos han sufrido estos problemas sumado por otros factores como las situaciones políticas, la inflación y el aumento de migración en el país.

Así mismo, esto ha afectado al sector inmobiliario modificándose precios, notándose más desde el 2016. Los colombianos han tenido dificultad en adquirir vivienda nueva o usada, debido a que se sale de su presupuesto y alcance, sometiéndose a tomar en arriendo una vivienda.

¡Y por supuesto! los más beneficiados han sido aquellos propietarios que ponen sus viviendas en arriendo, así lo muestran los indicadores relevantes como el Dane, asegurando que el 34,5 % de los colombianos viven en arriendo. Cifra interesante que pone sobre la mesa: ¿Qué está ocurriendo con la compra de viviendas en el país?.

La compra de vivienda ha disminuido referente años anteriores, consiguiendo una recesión del mercado impactante causada en gran medida por las elecciones presidenciales, que crearon incertidumbre en varios compradores e inversionistas de finca raíz en el país. Después de pasar la presión política, el sector ha tenido cambios positivos, transformando el panorama del mercado inmobiliario.

De la misma manera, a finales del 2018 y principios de este año empezó a moverse la compra-venta de inmuebles, debido a que la confianza del consumidor mejoró 3,9 % (según Fedesarrrollo) más referente al año pasado, los colombianos se encuentran más optimista de comprar vivienda durante este 2019.

La expectativa es que para después de junio vuelva a equilibrar el mercado y aumente con respecto al año anterior (siendo el 2018 el año que repunta a menor compra de vivienda). Este 2019 alentó a las constructoras a crear proyectos de vivienda nueva, que cumplan con las necesidades y aspiraciones de los ciudadanos, ayudando a que obtengan mejores precios e inmuebles de alta calidad.

Por otro lado, las entidades financieros han analizado el importante papel que tienen en la compra de vivienda para los colombianos, reduciendo las tasas de interés de préstamos hipotecarios o créditos de vivienda. Teniendo mayor oportunidad de comprar vivienda con soporte de un tercero.

Asimismo, si usted desea comprar vivienda tendrá un amplio portafolio de ofertas inmobiliarias, enfocadas en los segmentos medio alto y de VIS, que muestran mayor afinidad con las necesidades de los compradores por ubicación y precio. Esto deja por fuera al segmento alto, ya que la Ley de Financiamiento dio un giro inesperado con el Impuesto al Consumidor del 2% para aquellas viviendas con precio mayor a 900 millones de pesos.

Atribuye a este interés por este tipo de segmento (VIS) los subsidios de vivienda, que otorgará el gobierno con programas estipulados dentro del Plan de Desarrollo, entre uno de los más fuertes está Mi Casa Ya con 255.000 subsidios. Adicional, debe recalcarse que los subsidios solo aplicarán para segmento de VIS, las viviendas que no son VIS no tendrán subsidios disponibles como en años anteriores.

Por otro lado, el gobierno quiere reforzar la legitimidad y legalidad de los procesos de compra venta de inmuebles con los avalúos catastrales, esto con el propósito de disminuir los robos y la evasión de impuestos. Siendo el avalúo un elemento indispensable en la compra de vivienda, brindando seguridad y confianza en los trámites inmobiliarios.

Las tendencias que dominarán para este 2019 en el sector inmobiliaria como el aumento en compra de vivienda, la obligación del avalúo catastral, el Impuesto de Consumo en la compra de vivienda y los subsidios han sido influidos por la Ley de Financiamiento y por el comportamiento del mercado en los últimos años en el país.