Prácticas en su vivienda para cuidar el medio ambiente

El tema ecológico y ambiental cada día se promueve más desde el trabajo, el gobierno o las instituciones educativas, ya que es notable las consecuencias en la calidad de vida, incrementando los riesgos en la salud y sanidad de una comunidad. Un caso cercano ha sido el de Bogotá, en donde el último mes se activó alerta naranja y roja al traspasarse los niveles de contaminación en el aire.

Situaciones como estas han sido un llamado de atención, para que las personas razonen sobre las condiciones del espacio que los rodea, comprendiendo que podrían ayudar a proteger y conservar el ambiente. Finalmente, cada acción o comportamiento que tenga un ciudadano con el espacio tiene trascendencia.

La relación de los ciudadanos con el medio ambiente, puede determinar el estado ambiental de una ciudad. Cada acción que realiza a diario tiene una consecuencia para el ambiente, debido a que hace uso de los recursos naturales constantemente. Al estar en casa, acciones de la rutina puede traer consecuencias positivas o negativas para el entorno.

Ha sido importante entender y ser consciente del impacto en el uso excesivo de energía y agua para el medio ambiente. El fenómeno del cambio climático afecta cada rincón del mundo, lo que ha propiciado un cambio de mentalidad en los ciudadanos, además, de promover iniciativas para ayudar al ambiente desde el hogar.

El tema del medio ambiente se ha ido fortaleciendo y llamando más a los ciudadanos desde hace 10 años, debido a que el planeta ha evidenciado más el problema ambiental. Los personas están siendo alertadas por los gobiernos y autoridades pertinentes, acerca del estado del medio ambiente.

Colombia hace parte de los países en América con mayor biodiversidad. Además, de caracterizarse por tener alta urbanización, más del 75% de los colombianos viven en zonas urbanas. Aunque, las ubicaciones de las viviendas sufren inconvenientes de contaminación, esto no pasa con frecuencia, gracias al trabajo de los individuos con el medio ambiente.

Si aún no realiza ninguna acción en pro al ambiente, no se preocupe, ¡eso acabó!. Desde ahora, ayudará al medio ambiente comenzando desde su casa. En Diseños Planificados le daremos 5 prácticas para cuidar el ambiente desde su vivienda, algo tan sencillo y rápido genera un avance y progreso en el hábitat.

1. Desconecte

Usualmente se dejan varios aparatos eléctricos encendidos sin estar utilizándose, siendo un gran error porque el consumo de energía es alto. Debe saber que aunque los deje apagados o en modo avión gastarán más, esto ocurre con: celulares, televisores y modems (del servicio de internet y telefonía). Si no está utilizando estos dispositivos desconéctelo, así ayudará al planeta y ahorrará en el servicio de la luz.

2. Sin derroche de agua

En situaciones de la vida diario como: bañarse, lavar los dientes, lavar los platos, regar las plantas, entre otros, puede incurrir en el desperdicio de agua, utilizando más de lo necesario. En el momento de enjabonarse cierre el grifo, no es necesario usar este recurso si en el momento no le hace provecho.

De la misma manera, tenga cuidado en dejar bien cerrada la llave para prevenir algún escape. El goteo de agua puede generar más consumo de lo pensado, por eso revise el funcionamiento y haga mantenimiento de las instalaciones.

3. Racione la luz

No haga uso de luces o aparatos que le den iluminación cuando no es necesario, aproveche la luz del natural. Encienda las luces al final de la tarde, donde la oscuridad ya es más notable y requiere de lámparas. Además, el uso de luz natural puede brindarle beneficios en su vivienda y salud.

4. Empaques duraderos

Compre productos que tengan empaques reciclables y amigables con el medio ambiente, por ejemplo los alimentos vienen en envolturas de plástico que puede demorarse hasta 150 años en descomponerse. En especial, los productos que son indispensables en la alacena como la: leche, los granos o panes vienen con este tipo de plástico dañino para el ambiente.

Para almacenar los alimentos evite usar papel aluminio, ya que para producirlo se necesita bastante energía, igualmente, que bauxita. Si va hacer uso de esto para la conservación de comida, reutilícelo, el tiempo de vida es ilimitado sin perder sus características. Sin embargo, lo mejor que podría hacer es utilizar recipientes de larga vida para guardar la comida.

5. Separe la basura

Tener diferenciado los residuos es elemental para reciclar los materiales que tienen más de una vida de uso. Para conseguir una buena separación de basura, debe usar bolsas biodegradables del color blanco para residuos sólidos y negro para los residuos ordinarios (así lo recomienda la alcaldía), lea más sobre los consejos de la alcaldía de Bogotá para reciclar desde casa.

Por otro lado, si tiene en su casa pilas o baterías que no tienen utilidad, llévelas a contenedores especializados en este tipo de materiales. Suelen encontrarse en los lugares públicos, quienes se han encargado de deshacerse de este tipo de desechos correctamente sin afectar al medio ambiente.

Desde hoy, se acabaron las excusas para ayudar con acciones pequeñas al medio ambiente, a través de estas 5 prácticas que le mencionamos podrá avanzar, cambiando su comportamiento con el entorno. Al final, lo que haga para prevenir y evitar un daño, tendrá resultados en su calidad de vida y la de su comunidad.